Gran parte de esta investigación está obligando a los científicos a lidiar con preguntas espirituales, y algunas personas espirituales a lidiar con preguntas científicas

Durante años, el campo de la salud mental ha sido en gran medida desprovisto de avances significativos en el tratamiento de algunas enfermedades mentales. Pero ahora, los científicos tienen nuevas esperanzas en los lugares menos probables: las drogas psicodélicas. Investigaciones recientes sugieren que ciertas sustancias psicodélicas pueden ayudar a aliviar la ansiedad, la depresión , el TEPT, la adicción y el miedo en torno a un diagnóstico terminal.

Entrevista publicada en la revista TIME

Michael Pollan es un escritory periodista estadounidense,  profesor  en la Universidad de Harvard.

“El mayor error que la gente tiene sobre los psicodélicos es que estas son drogas que te vuelven loco”, dice Michael Pollan, autor del nuevo libro Cómo cambiar tu mente: Lo que la nueva ciencia de los psicodélicos nos enseña acerca de la conciencia, la muerte, la adicción y la depresión.  “Ahora tenemos evidencia de que eso sucede a veces, pero en muchos más casos , estas son drogas que pueden hacer que usted se sienta sano”.

En la entrevista  Pollan habló con TIME sobre la promesa terapéutica de estas drogas, su complicada historia  y el terror que sintió después de fumar veneno de sapo.

P. Guíeme a través de una breve historia de los psicodélicos.

R. Si le preguntas a la gente sobre los psicodélicos o el LSD, van a pensar en los psicodélicos de los años 60: Timothy Leary, este profesor de psicología extravagante que estuvo en Harvard durante unos años, estudiando psilocibina y LSD, y luego les dijo a todos que deberían tomarla. De una manera muy pública. Las drogas escaparon del laboratorio y fueron abrazadas por la contracultura.

El resultado fue un pánico moral a gran escala contra las drogas. El presidente Nixon dijo que Timothy Leary era el hombre más peligroso de los Estados Unidos, lo que es bastante sorprendente para un profesor de psicología expulsado. Pero antes de eso, había existido más de una década de investigaciones muy prometedoras sobre el uso de estos medicamentos en un contexto terapéutico de una manera muy responsable.

P. ¿Qué hacen los psicodélicos a la mente humana?

R. La respuesta honesta sería: nadie lo entiende del todo. Realmente estamos al principio de explorar esa frontera. Pero los psicodélicos parecen disminuir la actividad en una red cerebral muy importante llamada red de modo predeterminado. Esa red está muy involucrada con las operaciones que tienen que ver con nuestro sentido del yo: cómo integramos lo que nos está sucediendo en un momento dado, con nuestro sentido permanente de quiénes somos.

Lo interesante de los psicodélicos, tanto del LSD como de la psilocibina, el ingrediente de los hongos mágicos , es que desconectan esta red. Cuando eso sucede, tienes esta sensación de disolución del ego: que tu Yo se está evaporando o disolviendo. Y eso parece conducir a que nuevas conexiones se formen temporalmente en el cerebro . Tu centro emocional comienza a hablar directamente con tu corteza visual, digamos, y ves cosas que estás esperando o temiendo. Se hacen nuevas conexiones que podrían producir nuevas perspectivas, nuevas formas de ver el mundo.

P. Su libro habla mucho sobre el enfoque científico de los psicodélicos. ¿Qué creen los científicos que los psicodélicos pueden ofrecer a las personas?

R. La sensación entre los científicos es que estos químicos nos permiten esencialmente reiniciar el cerebro. Si el cerebro está atrapado en estos estrechos surcos de pensamiento, ya sea una obsesión, o un miedo todos esos surcos profundos que nos enganchan en patrones de pensamiento y comportamiento, se disuelven y suspenden temporalmente, de una manera que permite que rompamos esos patrones.

P. ¿Qué psicodélicos cree que muestran algún potencial terapéutico?

Hay dos medicamentos que muestran el mayor potencial y probablemente serán legalizados para uso médico pronto. Uno es una droga que no siempre se considera psicodélica: el MDMA, también conocida como Éxtasis o Molly, que ha demostrado ser increíblemente útil en el tratamiento de traumas, incluido el trastorno de estrés postraumático (TEPT) en soldados o en violaciones. Recientemente surgió un estudio que mostró una gran efectividad en el tratamiento de esos problemas. Eso es muy alentador, y ese puede ser el primero de estos medicamentos en ser aprobado.

El segundo es la psilocibina. Parece ser muy útil en el tratamiento de la ansiedad, la depresión y la adicción tanto de fumar como con el alcohol.

P. ¿Qué le sucede a una persona que tiene estos problemas de salud mental después de tomar una dosis de psilocibina en ensayos clínicos?

R. Bueno, es importante recordar que cuando la psilocibina se usa en un contexto médico y de curación, es un resultado muy diferente al uso recreativo de esta droga. Esto no es que los médicos te den una píldora y te envíen al mundo. Durante un período de cuatro o cinco horas, la persona se encuentra en una habitación decorada como un estudio acogedor. Estás acostado en un sofá, tienes puesto un antifaz en los ojos y los auriculares en los oidos, que reproducen una lista de música muy cuidada para que entres y tengas una experiencia interior. Y estás con dos guías en todo momento, que están cuidando de ti. Es un entorno increíblemente seguro en el que bajar las defensas, y eso es esencialmente lo que sucede.

Todas nuestras defensas habituales que usamos para lidiar con la vida y el mundo se suspenderán por un período de tiempo, y eso crea esta apertura, este momento plástico donde las personas pueden reexaminarse y tener una perspectiva de sus formas habituales de pensar y hacer.

Luego, sales de esta experiencia, que puede ser muy difícil para algunas personas. No es todo diversión y juegos. Algunas personas se ponen en contacto con traumas infantiles, otras tienen encuentros con la muerte, puede ser una experiencia muy oscura.

Pero con la ayuda de los guías, se utiliza todo ese material y se trata de entenderlo. Después de la sesión, siempre se regresa al día siguiente y se  tiene lo que se conoce como un período de integración, donde los guías, que son terapeutas capacitados, lo ayudan a interpretar lo que sucedió y a encontrar maneras de darle un buen uso para cambiar su vida.

P. ¿Cómo cambian algunas personas después de tomar psilocibina en ensayos clínicos?

R. Una de las grandes preguntas sobre esto es: ¿qué perdura con esta experiencia? Uno de los estudios interesantes que hicieron cuando recopilaron datos sobre los primeros grupos de personas que habían tenido una sesión de psilocibina, fue el cambio de uno de los rasgos de su personalidad que los psicólogos llaman apertura: apertura a los puntos de vista de otras personas, apertura a nueva experiencia, apertura a nuevas ideas. Encontrar un cambio real y medible en la personalidad de personas adultas es un hallazgo muy inusual. Normalmente, nuestras personalidades se fijan cuando tenemos 20 años. Pero aquí había un aspecto muy positivo de la personalidad que podía cambiar y cambió.

P. Probó varios psicodélicos para el libro. Hábleme de su mejor viaje. Qué se sintió?

R. Lo mejor fue un viaje con una dosis bastante alta de psilocibina que tuve con un guía, una mujer de unos 50 años que era una terapeuta muy hábil y que también trabajaba en otras modalidades. Tuve que trabajar con alguien de manera ilícita, y aprendí que hay un floreciente campo de psicoterapeutas clandestino. Estos son profesionales serios, pero que están haciendo algo ilegal.

Lo sorprendente de esto fue que tuve una experiencia de completa disolución del ego. Llegué a un punto en el que mi “yo” simplemente se deshizo en estos pequeños pedazos de papel. Me vi dispersado por el viento, pero estaba bien con eso. No sentí ninguna necesidad de apilar los papeles juntos. Entonces miré hacia afuera; Me vi extendido sobre el paisaje como una capa de pintura. Y estaba bien con eso.

La conciencia que percibía todo esto no era mi ego habitual. No estaba molesto ni a la defensiva ni tratando de hacer nada. Fue desapasionado, objetivo. Y aprendí una lección realmente importante en ese momento, que es que no soy idéntico a mi ego. Mi ego es uno de un par de personajes en mi mente, y no siempre el mejor. El ego es muy importante: el ego escribió el libro. Pero también es lo que nos castiga, lo que nos mantiene encerrados en nuestros surcos de pensamiento, y es lo que nos defiende contra el mundo y contra nuestra propia conciencia.

P. ¿Cuál fue su peor viaje?

R. Mi peor viaje fue con este psicodélico llamado 5-MeO-DMT, que es el veneno del Sapo del Desierto de Sonora. Aparentemente, se puede ordeñar el sapo repetidamente y apretar las glándulas de su costado o su brazo sobre una lámina de vidrio. Se seca durante la noche y se ve como cristales de azúcar moreno. Luego lo fumas, y es instantáneo. Antes de exhalar, sentí que me habían disparado desde un cohete.

No solo tuve la experiencia de la disolución del ego, sino también la disolución de todo: de mi cuerpo, de cualquier tipo de conciencia que percibiese, de la realidad material. Se había ido todo. Era solo una pura tormenta de energía de Categoría 5, y no sabía dónde estaba. Me sentí como si estuviera en medio de una explosión atómica o en un mundo antes del Big Bang, cuando solo había energía y aún no importaba nada. Estas son metáforas que no  captan lo horrible que fue. Pensé que esto podría ser la muerte, esto podría ser lo que es dejar tu cuerpo, porque había perdido por completo mi cuerpo.

Lo mejor de este viaje es que solo duró unos 15 minutos. Después de un período de tiempo, sentí que un “yo” percibido regresaba. Y entonces pude sentir mi cuerpo. Yo estaba como, wow! Esto es genial, tengo un cuerpo, y luego hay un suelo. Y hay cosas que están de vuelta, la materia está de vuelta. Terminé con este increíble sentimiento de gratitud que nunca había sentido, no solo por mi propia existencia, no solo por la vida, sino por cualquier cosa, que todo existe, que hay algo en lugar de nada. Así que supongo que es una recompensa valiosa, pero tuve que recorrer un largo camino para tenerla. Y no desearía esa experiencia a nadie.

P. ¿Sintió que su personalidad cambió después de probar estas drogas?

R. Siento que volví a mi línea de base. Mi esposa piensa que ea cambiado de alguna manera. No de manera profunda, pero creo que ella diría que soy más abierto y más paciente, que trato con situaciones emocionales con un poco más de disponibilidad.

Creo que ella puede tener razón. Simplemente pasar mucho tiempo observando mi mente y tener experiencias en las que tuve la oportunidad de conocerla de varias maneras, tiene un efecto. Es el mismo efecto que 10 años de psicoanálisis probablemente tendrían, aunque no me tomó tanto tiempo.

P. ¿Cómo unen los psicodélicos los mundos de la ciencia y la espiritualidad?

R. A menudo pensamos en la ciencia y la espiritualidad como términos opuestos, pero de hecho, gran parte de esta investigación está obligando a los científicos a lidiar con preguntas espirituales, y algunas personas espirituales a lidiar con preguntas científicas, lo cual es muy emocionante.

El primer estudio en la era moderna de la investigación psicodélica, de importancia, fue un estudio realizado en 2006 en la universidad Johns Hopkins por un científico llamado Roland Griffiths, un destacado científico especialista en el abuso de drogas. Descubrió que lo que hicieron los psicodélicos en aproximadamente el 80% de los casos fue inducir una experiencia mística, que es una experiencia espiritual que fue estudiada de cerca por William James hace 100 años. Esta experiencia tiene varios aspectos. Entre ellos destaca la disolución de un sentido del yo, pero a esto le sigue una fusión con el universo, con la naturaleza o con otras personas. Se llama el sentido noético, este sentido de que lo que estás viendo, sintiendo o aprendiendo en esta experiencia tiene un estado de verdad revelada. No es solo una opinión, es objetivamente cierta.

Vemos esta experiencia en toda la literatura religiosa: personas que han tenido la experiencia de encontrarse con lo divino. Estos rasgos son comunes, y el hecho de que pudiera inducir una experiencia espiritual con una sola administración de una droga fue bastante notable. Estas personas informaron que esta experiencia fue una de las dos o tres más importantes y trascendentes de sus vidas, comparable al nacimiento de un hijo o la muerte de un padre. Ahora que podemos inducir una experiencia espiritual usando una droga, podemos estudiar el fenómeno.

P. ¿Cómo la experiencia de escribir este libro cambió tu opinión acerca de la muerte?

Me hizo más curioso y un poco menos asustado. No diría que eliminó mi miedo, y no estaba tratando de hacer eso, pero pude verlo con esta ecuanimidad.

En este viaje de psilocibina, vi las caras de personas cercanas a mí que habían muerto en los últimos años. Entiendes por qué las culturas tradicionales tomarían medicinas de plantas para reconectarse con los muertos. Puedes verlos y hablar con ellos y ellos pueden hablar contigo. No estoy diciendo que esto sea un fenómeno sobrenatural. Es un fenómeno psicológico, al menos así es como lo entiendo. Hizo que las personas que se habían ido estuvieran más presentes en mi vida, y estoy feliz por eso. Escribí este libro durante un período en que mi padre se estaba muriendo. Tenía cáncer terminal, y le dediqué este libro antes de morir.

Una de las cosas que está haciendo la investigación sobre la psilocibina es ayudar a abrir esa conversación: hacer que las personas se sientan más cómodas al respecto, para que los pacientes realmente se encarguen de ello. Los oncólogos no hacen un buen trabajo con este tema, y tenemos muy poco recursos para el tratamiento desde la psicología de las personas que están muriendo. Así que una droga que te lleva a estos reinos espirituales donde puedes comenzar a pensar en ello me parece un regalo enorme.

P. ¿Qué papel jugarán las drogas psicodélicas en su vida en su futuro?

No sé si jugarán algún papel en el futuro. Tuve las experiencias que necesitaba tener. Conocí a personas que tenían una experiencia psicodélica una vez al año en su cumpleaños, y eso parecía correcto, para hacer ese tipo de inventario personal. Pero las drogas son ilegales, y ahora estoy hablando de ello públicamente, por lo que esa opción se me ha cerrado hasta que se hagan legales.

5 pensamientos sobre “Gran parte de esta investigación está obligando a los científicos a lidiar con preguntas espirituales, y algunas personas espirituales a lidiar con preguntas científicas

  1. I have been surfing on-line greater than 3 hours nowadays,
    but I never found any interesting article like yours. It is beautiful worth
    enough for me. In my view, if all website owners and bloggers made good content material as
    you did, the net might be a lot more useful than ever before.
    It’s the best time to make a few plans for the longer term and it is time to be happy.
    I have read this put up and if I may I desire to counsel you some
    interesting things or tips. Maybe you can write subsequent articles referring to this article.
    I desire to read more issues about it! I enjoy what you guys are usually up too.
    This kind of clever work and reporting! Keep up the very good works
    guys I’ve included you guys to my blogroll. http://Cspan.Co.uk/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Fernando López Espallardo. +info....
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios.. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

WhatsApp chat